Pleno. El Fuenlabrada, contra todo pronóstico salda sus dos primeros partidos en la categoría de plata, fuera de casa, con sendas victorias. Seis puntos de seis posibles hacen que el equipo haya comenzado de la mejor forma posible y afronten la temporada con la moral alta. El año acaba de empezar, pero sumando de tres en tres es más fácil conseguir el objetivo, la permanencia en Segunda División.

El juego. El partido tuvo una parte para cada equipo bien diferenciada. Los primeros cuarenta y cinco minutos el equipo ofreció un nivel muy alto, presión muy alta, verticalidad y combinaciones rápidas que le permitieron ser el dominador claro del juego. Sólo le faltó más puntería para irse con mayor ventaja al descanso. A la vuelta desde los vestuarios el equipo sufrió y sufrió. El extremadura se hizo dueño del balón aunque el equipo conseguía que ésto no se tradujera en muchas ocasiones de gol. Se mantuvo el partido en tablas y con ello opciones de conseguir el triunfo en cualquier jugada puntual y fruto de ello fue el gol de Glauder que nos dio la victoria. Como dijo el entrenador, lo importante es encontrar la continuidad de mostrar el nivel de la primera parte.

Los cambios. El equipo pareció sufrir muscularmente en la segunda parte. Iribas tuvo que pedir el cambio, Randy se echaba al suelo para estirar, Cristóbal perdió la precisión en el pase y a Jeisson le costaba superar la defensa extremeña. Con estos factores de jugadores clave dentro del equipo y del juego podía presagiar un final agónico, pero el aire fresco que dieron los tres jugadores que saltaron los últimos quince minutos frenó a los locales, dando una pausa que fue determinante para llegar vivos en los últimos cinco minutos. La temporada es muy larga y todos tendrán su oportunidad, pero tener los jugadores enchufados es uno de los retos de Mere.

Balón parado. Ya adelantamos que una de las claves en esta categoría para conseguir los objetivos es el saber explotar el juego a balón parado. Los dos goles, volvieron a llegar en dos acciones desde esta faceta. El primero, como en la primera jornada, llega desde los once metros. El segundo, aprovechando un balón suelto en el área tras un saque de esquina. Dos acciones que valen tres puntos muy importantes y que siguen con el Fuenlabrada invicto.

Estreno. La próxima jornada, el Fuenlabrada jugará su primer partido de local en la Liga SmartBank y lo hará en el estadio Fernando Torres. Desde el club se espera con mucha ilusión este primer partido y quiere demostrar que este estadio va a estar a la altura de lo que la categoría demanda. Con seguridad veremos el primer lleno de la temporada y la afición va a ser el jugador número doce contra el Oviedo.