Visitantes. El Fuenlabrada vuelve a la senda de la victoria fuera de casa tras perder en Galicia la semana pasada. El comienzo de la temporada está siendo más que satisfactorio a nivel de resultados. Sobre todo sus números fuera del Fernando Torres, dónde ha sumado 9 puntos de 12 posibles. Ganando en campos tan complicados como en el Martínez Valero o, este último, en el Heliodoro Rodríguez López, donde el Tenerife aún no sabía lo que era perder como local. Con este nivel, seguro que la salvación llegará más fácil.

Porteria a 0. Una de las claves de la temporada es el aspecto defensivo. Dejar tu porteria a 0 es señal de sumar si o si, y esta semana fueron tres puntos que vuelan para Fuenlabrada. El equipo no dejaba al equipo contrario sin goles desde la primera jornada, con el Elche. La Segunda División es una categoría muy igualada y competitiva, y echar el candado en tu portería te puede colocar en puestos privilegiados y no sufrir al final.

El 11 titular. Mere volvió a tirar para este partido de su once tipo, con el que se siente más cómodo. El equipo no ofreció un juego brillante pero si efectivo y las pocas que tuvo las aprovechó para llevarse los tres puntos. En este comienzo de liga, los jugadores que entran en la segunda mitad son tan o más importantes que los que juegan de inicio. En este caso fue Salbador el que dio los tres puntos, como lo fue Anderson el día del Oviedo. No sólo son importantes los goles, el día del Extremadura, los tres jugadores del banquillo dieron el aire fresco que necesitó el equipo durante toda la segunda mitad para conseguir la victoria. Para conseguir el objetivo será clave tener a toda la plantilla en forma y con motivación.

Derbi. Este fin de semana llega el primero de los derbis más esperados por parte de la afición, puesto que uno de los favoritos para el ascenso visita el Fernando Torres. Un Rayo Vallecano que todavía no ha despegado en el comienzo de la temporada. Dos equipos que no se enfrentan oficialmente desde la temporada 2007/08 cuando formaban parte de la Segunda División B. Esa temporada fue muy distinta para ambos, puesto que el Rayo fue campeón de grupo y consiguió el ascenso a la Segunda División, y el Fuenla descendió por última vez a Tercera. En cambio, el partido jugado como locales, en La Aldehuela, se resolvió con un 2-0 a favor. Once años después los azulones querrán repetir resultado y seguir soñando con su andadura en la categoría.