Puntería

11 remates y 0 tiros a puerta. El equipo, sobre todo en la primera parte, no estuvo acertado de cara a gol y el portero del Albacete se fue sin tener que intervenir. Oriol Riera aún no se ha estrenado de cara al gol y Jeisson y Randy solo suman un tanto. Es clave en el futuro del equipo que estos atacantes empiecen a marcar y dejen atrás la mala racha goleadora que arrastran.

Condición física

En la segunda parte, se vio al equipo agotado físicamente. Aparte de jugar tres partidos en una semana, el mediocampo es el pulmón del equipo y la dupla Clavería y Cristóbal llevan disputados el 91% y el 83% de los minutos, respectivamente. Vallejo y Ciss tienen que dar un paso más y empezar a tomar protagonismo. Ciss fue uno de los jugadores que más le costó a Melgar (director deportivo) este verano y tiene que empezar a demostrar su valía.

Juego directo

Con el marcador en contra, se notaron los defectos del equipo. El juego directo no siempre funciona y el equipo mostró su falta de recursos para crear jugadas elaboradas cuando el contrario se replegó. En los últimos 30 minutos, no fue capaz de crear ninguna ocasión peligrosa y la plantilla no cuenta con más jugadores de creación.

Bloque defensivo

A pesar de haber sufrido la primera derrota como local, el equipo azulón solo concedió 5 remates en contra. Solo contra Ponferradina hubo menos remates, 3. Sin embargo, contra Oviedo, Rayo Vallecano, Sporting y Zaragoza recibió hasta 10 o más tiros. La nueva pareja de centrales Chico-León suplió con nota a Juanma y Prieto.