El Fuenlabrada disputaba ayer su último partido del año en el Estadio Fernando Torres frente a la UD Almería. El equipo andaluz acudía a la cita como segundo, siendo uno de los principales candidatos al ascenso. Pero el Fuenlabrada ya ha demostrado que ante los rivales más complicados, nunca se arruga.

Mere daba entrada a 3 jugadores que llevaban tiempo sin ser titulares. Tras jugar 7 partidos seguidos, Chico Flores llevaba 6 sin jugar y ayer volvió a ser el líder de la zaga junto a Juanma Marrero. En el medio campo, volvía, para acompañar a Cristóbal, Pablo Clavería. Y en la punta de ataque, tras 7 partidos sin ser titular, ocupaba la delantera el peruano Jeisson junto a Iban Salvador.

Primera parte

El Fuenlabraza comenzó llevando la iniciativa, presionando arriba y llegando al área rival en transiciones rápidas y a balón parado. Pero el Almería no se escondía y también se lanzaba al ataque, resultando una primera parte muy entretenida pero sin ocasiones muy claras.

Segunda parte

Tras el descanso, el partido siguió la misma tónica hasta que en el minuto 61, tras un córner botado por Iribas, lo remataba Glauder, el otro lateral, al fonde de la red. Sin tiempo a la reacción del Almería, en el 70 llegó el 2-0. Fraile pasó a Cristóbal que se internó en el área, dejó el balón atrás para Jeisson pero fue Salvador quien remató, con su pierna derecha.

Mere cerró filas y cambió a Salvador por León. En el minuto 78, un error en el despeje de Iribas provocó el primer gol del Almeria, obra de Muñoz. Quedaban 12 minutos más el descuento y el Fuenlabrada tenía que aguantar el resultado. Sin embargo, en la última jugada, dos errores provocaron el empate. Dejaron sacar en corto sin presionar y Gassama le ganó la partida por alto a Chico Flores.

Final

Reparto de puntos en el Estadio Fernando Torres en el último partido del año. 2019 será siempre recordado por el histórico ascenso a Segunda División y el balance como local en la primera temporada ha sido impresionante: 5 victorias, 4 empates y solo 1 derrota.